viernes, julio 08, 2005

Güinston ha vuelto!


Queridos amigos, ya estoy de vuelta desde las lejanas tierras cacereñas, donde hemos aprendido muchas cosas, entre ellas a diseñar y construir una casa con paredes de paja y techo vegetal. No sólo de forma teórica sino que, por supuesto, hemos llevado la idea a la práctica ayudando a construirla con nuestras propias manos. He aquí esta foto como prueba, jeje, el tío de la gorra y la camiseta roja soy yo... en ese instante en que estaba piropeando a la manera albañilesca a una chavala que pasaba por allí... jajajaj

6 comentarios:

  1. Diossss!!!!!!!!

    y el lobo feroz soplo y soplo y la casa derribó!!!!

    ResponderEliminar
  2. ésta no la podría derribar, es mucho más sólida que una casa de ladrillo

    ResponderEliminar
  3. (esto no va bien ¿por qué no me salen los comentarios que publico?)

    ResponderEliminar
  4. hulaa, ya se de una casa q no tengo q visitar x el peligro q conlleva :P jeje

    espero q el piropo sea del indole de "con ese culo, seguro q cagas bombones" o "tienes los ojos mas grandes q los pies, y los pies mas pequeños q las tetas" :P

    ResponderEliminar
  5. bueno bastaría hecharle una cerilla o un ciguarro encendido a la cabaña para q ardiera

    ResponderEliminar
  6. sí, el piropo era de esa índole, jejeje ;D

    qué no, Yeims, qué no! criatura de poca fe! la casa no arde ni con un lanzallamas directo sobre la pared; ya te contaré cuando nos veamos el sistema constructivo completo. Sr arquitecto ignorante, sin embargo, lleve usted mucho cuidado con el fuego en cualquier edificio de los que usted considera "sólidos", porque casi todo está fabricado con petróleo (pinturas, barnices, cables...) y arde con facilidad; el Winsor de Madrid no era de paja precisamente y ardió como una falla... Así que le recomiendo se informe antes de hablar.

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.